La Ministra de Salud de Argentina destacó que la primera dosis genera casi el 80 por ciento de la inmunidad, mientras que, la segunda aplicación eleva dicha respuesta y la duración.

Buenos Aires, 26 de junio (EFE).- Un estudio llevado a cabo por el Ministerio de Salud de Argentina indica que una dosis de las vacunas Sputnik V o AstraZeneca disminuye la mortalidad por COVID-19 entre un 70 y 80 por ciento en personas de 60 años y mayores.

Los resultados preliminares difundidos por el Ministerio agregan que en el caso de contar con las dos dosis que integran el esquema completo, la disminución de la mortalidad con cualquiera de esas vacunas está por encima del 90 por ciento en este grupo.

«La primera dosis genera casi el 80 por ciento de la inmunidad, la segunda, en general, eleva esa respuesta y la hace más durable en el tiempo», afirmó la Ministra de Salud del país suramericano, Carla Vizzotti.

La Ministra defendió la estrategia de vacunación aplicada por el Gobierno, que decidió que la segunda dosis se aplicara como mínimo 12 semanas después de la primera.

«Fue una decisión adecuada y los resultados de este estudio confirman que se ha logrado una alta protección en la población vacunada», agregó.

Según los últimos datos oficiales, en el país un total de 15.4 millones de personas recibieron una dosis de las diferentes vacunas, mientras que 3.8 millones recibieron las dos dosis.

El estudio que arrojó estos resultados preliminares se realizó en 471 mil 682 personas de 60 años o más a las que se les aplicó una o dos dosis de vacuna Sputnik V o de AstraZeneca.

Argentina recibirá a principios de la semana próxima un nuevo lote de dosis del segundo componente de la Sputnik V.

En los últimos días creció la incertidumbre en el país por la demora en la llegada de segundas dosis, ya que, si bien desde finales de diciembre, cuando comenzó la campaña de vacunación, se recibieron 7.875.585 del primer componente, hasta ahora de la segunda solo llegaron 1 millón 540 mil 160.