Los maestros que se manifestaron por la falta de pagos y descuentos injustificados en la UNAM denunciaron represalias por parte de la directiva de la FES Acatlán, la cual les impidió dar clases el próximo ciclo escolar. 

Ciudad de México, 25 de junio (SinEmbargo).– La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) excluyó de dar clases para el próximo ciclo escolar a los profesores que se manifestaron por la falta de pagos y descuentos injustificados, denunciaron docentes de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán.

Los maestros afectados laboran bajo el esquema de contratación llamado «término de interinato», donde solamente se encuentran las figuras de Profesor de Asignatura (que constituyen más del 70 por ciento de su planta docente) y Ayudante de Profesor, dos de las tres clasificaciones que hay en la UNAM, la otra es de tiempo completo (que son los que tienen plaza).

Los profesores que laboran bajo las dos primeras clasificaciones son los que se fueron a paro en el mes de marzo denunciando la falta de pagos en tiempo y forma conforme a derecho, “pagos únicos”, ausencia de pagos de cursos impartidos, descuentos injustificados a los sueldos, pérdida de horas de trabajo, estímulos incompletos, omisión en el pago de prestaciones diversas y salarios “no reclamados”, que según les indicaron las autoridades de la Universidad, ya no podían recuperar porque “se venció el tiempo para aclaraciones”.

De acuerdo con el Grupo Independiente de Docentes (GID) de la FES Acatlán —que agrupa a los maestros que estuvieron en paro—, la dirección de esta Facultad ubicó a los profesores que se manifestaron y ya no les renovó su contrato o se les quitaron materias para el periodo 2022-1 —que inicia en agosto—, a pesar de que algunos de ellos cuentan con más de 20 años de antigüedad y de que sus nombres estaban registrados en la planta de docentes que aprueba el Consejo Técnico de la institución.

MAESTROS-FES-ACATLÁN-DESPIDOS

Los maestros afectados laboran bajo el esquema de contratación llamado «término de interinato», donde se encuentra la figura de Profesor de Asignatura. Foto: Cuartoscuro.

«Ya estaba autorizada la planta, el problema es que la dirección no respetó esa planta y empezaron a despedir a maestros. Digo despedir porque ya no les asignan carga académica, pero en la práctica son despidos, despidos a las personas que estuvieron activas en las protestas», denunció en entrevista el profesor Ángel Rodolfo Reynoso Cruz, uno de los representantes del GID.

Aunque el profesor Reynoso no fue de los afectados, encabeza la denuncia de sus compañeros a quienes ya no contrataron, entre ellos también están seis maestros que imparten clase en el Sistema de Universidad Abierta y Educación a Distancia (SUAyED). «A ellos definitivamente les dijeron que ninguna materia podían dar y por eso empezamos a denunciar».

Los maestros afectados de la FES Acatlán pertenecen a las carreras de Pedagogía, Derecho, Economía, Relaciones Internacionales y Sociología.

En la UNAM, los Profesores por Asignatura son aproximadamente 16 mil 543 y representan el 70 por ciento de la plantilla docente, mientras que el 30 por ciento restante se divide entre los maestros de tiempo completo y los Ayudantes de Asignatura. Los primeros reciben un salario de alrededor de 100 pesos la hora, un promedio de cuatro mil pesos al mes, dependiendo las horas trabajadas.

Los profesores que laboran bajo la modalidad de Ayudante de Asignatura reciben mensualmente mil 680.24 pesos, mientras que los maestros de carrera y funcionarios administrativos ganan más de 30 mil pesos y en algunos casos hasta 100 mil.

«Los profesores de asignatura tenemos un sueldo muy bajo, la hora se paga en 90 pesos, si la compara con lo que ganan en otras universidades, ellos ganan 900 pesos la hora y los que no tienen posgrado 650 pesos, mientras que la UNAM, aunque sea con posgrado, le pagan a 90 la hora y sólo les dan un estímulo por tener más estudios, pero ese estímulo no entra para la jubilación», detalló el académico Rodolfo Reynoso Cruz, quien imparte la materia Econometría II en el sexto semestre de la carrera de Economía.

LAS REPRESALIAS POR PROTESTAR

Debido a los retrasos en los pagos y descuentos injustificados a Profesores de Asignatura, el 16 de marzo se inició un paro en la Facultad de Ciencias que luego se extendió a más de veinte planteles de la UNAM, donde se padece la misma problemática laboral y que dio lugar al movimiento #UNAMNoPaga.

En la FES Acatlán, los estudiantes integraron una Asamblea General y el 23 de marzo, con más de nueve mil votos, iniciaron un paro activo para que los alumnos no perdieran el semestre.

«Las autoridades de la escuela intentaron ignorar y manipular el reconocimiento del paro, sin embargo, por la presión de la comunidad estudiantil lo tuvieron que aceptar públicamente el 25 de marzo y declarar posteriormente que abrían un canal de negociación a través del dialogo», expuso el Grupo Independiente de Docentes de la FES Acatlán.

La Asamblea General aceptó la invitación y convocó a las autoridades a dos mesas de negociación, sin embargo, los directivos de la escuela jamás se presentaron.

«Las autoridades de la FES Acatlán, en lugar de discutir con los representantes de la Asamblea General y buscar una solución al conflicto, se dedicaron a presionar a los docentes a través de las coordinaciones de carrera para el rompimiento del paro», señaló el profesor Ángel Rodolfo Reynoso Cruz.

Una vez que se retomaron las actividades académicas, denunciaron, «el director de la facultad Manuel Martínez Justo, y su equipo de funcionarios, emprendieron una campaña de represión en contra de los Profesores de Asignatura que hemos participado en el movimiento, lo cual se ha traducido en el despido o reducción de la carga docente de algunos profesores».

La lista de maestros afectados que documenta el Grupo Independiente de Docentes de la FES Acatlán es la siguiente:

–Aída Villalobos Sosa: A pesar de contar con una antigüedad de 25 años como docente en la FES Acatlán, se le despidió del SUAyED y se le quitaron todas las asignaturas que impartía (Introducción a la Economía, introducción a la Economía y Econometría I).

–Yurixhi Quetzalli Rojas Aragón: A la profesora, quien tiene una antigüedad de dos años y cinco meses, se le quitó la asignatura de Relaciones Internacionales que impartía desde hace año y medio.

–Diana García Cruz: Se le despidió del SUAyED y le quitaron todas las asignaturas que impartía desde hace siete años y 10 meses (Derecho internacional privado, Licenciatura en Relaciones Internacionales, Epistemología de las Ciencias Sociales y Derecho Internacional Privado).

DESPIDOS-FES-ACATLÁN

Los Profesores por Asignatura representan el 70 por ciento de la plantilla docente de la UNAM. Foto: Cuartoscuro.

–Verónica Matuk Sariñana: Con una antigüedad de tres años y medio en la FES Acatlán, se le despidió del SUAyED y le quitaron todas las asignaturas que impartía, como Técnicas de Investigación y Taller de Redacción.

–Isaac Franco Reynoso Tello: Se le despidió del SUAyED y se le quitaron las asignaturas que impartía (Corrientes Literarias y Redacción). Cuenta con una antigüedad de tres años en la FES Acatlán.

–José Juan Aragón: Impartía desde hace varios años la materia de Sistema Político Mexicano en el SUAyED.

–Sandra Toache: Se le quitó la asignatura de Seminario de Política Exterior de México que impartía desde hace varios años en el SUAyED.

–Mónica Toimil Robert: Tenía varios años impartiendo la materia de Tradiciones, costumbres y manifestaciones artísticas.

–Inocente Reyes Mejía: Se le quitó la asignatura de Macroeconomía a pesar de que cuenta con una antigüedad de 28 años y medio.

–Iván Morales Aguilar: Desde hace ocho años impartía la asignatura de TIC aplicables al Derecho en el SUAyED. El profesor lleva una década laborando en la FES Acatlán.

Los profesores denunciaron que las asignaturas que se les quitaron fueron reasignadas a funcionarios de la Facultad, lo cual es abiertamente un conflicto de interés.

«Los Comités de Programa ya habían ratificado la carga docente de la mayoría de los profesores listados. Sin embargo, a partir de su participación en el paro se les retiraron sus materias, lo cual contraviene la legalidad de la UNAM y la forma en que deben de operar los órganos colegiados de la misma. Es también muy grave que gran parte de las asignaturas que se les quitaron fueron reasignadas a funcionarios de la Facultad, lo cual es abiertamente un conflicto de intereses», denunciaron los profesores agrupados en el GID.

Los maestros señalaron que la represión a los docentes del movimiento #UNAMNoPaga constituye una abierta violación a los derechos humanos, a las leyes laborales y a la normatividad de la universidad.

«Exigimos la reinstalación inmediata de todos los docentes afectados y su continuidad en las asignaturas que han venido impartiendo», solicitó el Grupo Independiente de Docentes de la FES Acatlán.

SinEmbargo solicitó una postura por parte dela directiva de la FES Acatlán y hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.